Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*A contra Luz*

Eres Distancia, belleza constante de un NORTE que atrapa;
la CALMA, regreso inconsciente, estado del alma;
la MAGIA, la bruma que abriga, que envuelve, que empapa.


Tu llegada a mi mundo es regalo, amor y esperanza. Te basta alzar la mirada para hacerme entender que no es un sol lo que falta, que a veces la lluvia golpea tan fuerte los cristales que se abren las ventanas, y es justo allí, desde "tu ventana",  donde recoges con pasión cada detalle. Y en cada pedazo encuentro el Norte de mi expandido universo que vuelve a ti, que se queda en ti, que vive en ti.

Perteneces a las noches de cielos estrellados y colores intensos, y dices que vuelas... Te imagino adornando la luna con tus lágrimas brillantes. Vestida de gala, eclipsando mis sueños, invitándome a la Calma entre susurros y dulces canciones. Nuestro gran abrazo se va convirtiendo en baile y tu realidad en mi sueño y mi corazón en tu aire.

Me pides una foto a contra luz, una cara sin rostro o una sonrisa sin testigos. Y es que la belleza no se aprecia a plena luz, tú me lo enseñaste. Las caricias se van incrustando en la piel, las miradas en el alma, la Magia que todo lo envuelve transporta la calidez de las sonrisas, palabras que fluyen más allá de la realidad o del tiempo para ser parte de un ahora colmado de felicidad, la presencia infinita en tan sólo un abrazo, sí, sólo tu abrazo... jamás he sentido tanta potencia desmedida palpitando en mi interior, recorriendo todos mis sentidos para recordarme que el milagro no es la vida, el milagro es el Amor.

* * * * * * * *

*Ojalá recordase todos los momentos de mi vida a contra luz. Sin duda toda la belleza más intensa y sincera de la vida se diluye en un gran Abrazo como el de mi preciosa Maite, esta mujer que he tenido la gran suerte de encontrar en mi camino y puedo decir, con toda seguridad, que formará parte de mi vida y de mi corazón para siempre. Te quiero y este pequeño y humilde homenaje a tu gran corazón no es más que un pedacito de una hermosa vida por construir a tu lado. Gracias porque vives.*

*In-Diferencia*

Rompe las barreras de la indiferencia,
derriba los muros que rugen repletos de mentiras,
absurdos logros que te minan la conciencia,
para cubrir de oscuros y de infiernos pequeñas tinturas de luz
que te alteren o distingan dando fe de tu existencia.

Reinventa una melodía para ese silencio y grita,
proclama tu esencia, hazte fugaz y disperso,
y grita tan alto y tan fuerte como el eco sin voz ni regreso te permita.
Destruye la distancia que separa tu boca de mi verso,
simula una voz, una canción, una poesía, una cita.

Deja de arrancarte los suspiros, el aliento y las mañanas,
despójate de un dilema sin sentido ni argumento.
Tropieza y gira, y resucita en el camino de tu alma,
bordado de historias, de piedras y flores
y de lágrimas tardías por los días que te aclaman.


Amaos todos, ciegos y locos, tristes y eternos... POETAS TODOS.

Amaos sin miedo, sin sombras, sin dudas, sin consuelo,
y alumbrad con fuerza la inmensidad dormida de mi universo paralelo.

*PASOS*

La semana que reza no es tan Cristiana ni Santa,
disfraza emociones y el corazón acompasa
con partituras, tambores, tubas, clarines y flautas,
entre caricias certeras y distinguidas marchas
que los sentidos desatan y al forastero abrazan.

La austeridad de sus noches entre sus notas cabalga,

la tradición es su esencia, la reflexión y la calma,
mas no doblegan su fe a la oscuridad, sino al alba,
que ni termina ni escapa
al aguardiente en sus venas, la juventud en sus caras.

En cada paso que avanza, la cuenta atrás es marcada

con la emoción que desborda tras la saeta cantada.
La procesión se termina, las imágenes se guardan,
pero la sed se apodera de sus bocas cansadas,
y beben y ríen, y empapan sus alegrías con ganas.



Esta entrada se la dedico con todo mi cariño a las gentes bonitas de Zamora, con las que he compartido momentos inolvidables justo ahí, en la esquina donde las calles se convierten en poesía y una sobremesa en risas y carcajadas. 
Gracias: Juan, Leticia, Jose, David, Merce y Luis, por vuestra amable y alegre compañía. Os llevo en el corazón.

*Costumbres*

Echo de menos la rosa,
mi color,
esencia de vida que decora.
Echo de menos mis manos,
tu caricia,
calor que se funde al encontrarnos.
Echo de menos la espina,
mis labios,
roja la sangre que respiran.
Echo de menos la brisa,
tu aroma,
mis ojos cerrados sin prisa.
Echo de menos tu sueño,
mi fantasía,
y esta bella rosa de recuerdo,
Echo de menos mi mañana,
tu promesa,
el ayer que se funde con mi almohada,
Echo de menos tu risa,
mi cielo,
duda eterna que desliza.
Echo de menos la vida que inventé,
tus costumbres,
lo que no fuimos antes del amanecer.

*Mi fortaleza*


Mil inviernos y una canción
anidaron en mi mente,
negro el frío, blanca la nieve
y rojo fuego el corazón.

Sigiloso el pasado se aproxima burlón,
el valor de tenerte,
la mirada ardiente,
se deshace en mis manos bella ilusión.


Pero el sueño elige su mejor opción,
de jugar con la suerte,
de dejar de entenderte,
de atrapar la vida e inventarla un son.


Que no es fortaleza belleza ni una mansión,
sino la más pura esencia de mi alma y mi tesón.





*Nada sucede*


Hoy me paro en este día gris,
observo de cerca mi realidad dormida,
abro los ojos, los brazos, las ventanas,
pero nada sucede.

El viento desbarata con desdén
la idea de un tiempo distinto,
la vida sigue, la vida se mueve,
pero nada sucede.

Espejismo extraño del tiempo detenido
se afana en afirmar mi sombra
junto a la fecha muerta de la ilusión dormida,
pero nada sucede.

Intento acercarte a mí destruyendo un sueño,
le canto al absurdo y resquebrajado momento,
te invito al amor de mi pecho desnudo,
pero ni siquiera tú sucedes.

*Aquellos juegos del querer*

En la noche mágica de los deseos, pidió se invirtiese el orden del juego.

Deseó con fuerza saciar la incertidumbre propia del amor,
deleitarse en los más simples placeres del encanto y desencanto,
recrearse en cada movimiento firme y divertido que tantas veces advirtió en sus semejantes.

La ilusión, la intriga, el deseo y la magia hicieron su parte y, esa dichosa noche de reyes, el deseo fue concedido...

La margarita agarró con emoción y gran intriga a aquel hombrecillo indefenso y al son de "me quiere" "no me quiere" le fue desmembrando con decisión y sin pausa, arrancándole a cada movimiento la posibilidad del abrazo, de un paso firme, de una real emoción o del sentido. Una vez hubo despojado de su cuerpo todo cuanto le adornaba y embellecía advirtió al desnudo el corazón del moribundo hombrecillo, al tiempo que el gesto y el alma de la margarita se fueron tiñendo de pura tristeza y desconcierto. 

El juego había concluido y poco importaba la innoble suerte del resultado, el corazón lanzaba ya sus últimos latidos y la margarita sintió la más absoluta derrota al entender que de poco servía aquel absurdo juego del querer si en su esencia, ya sin aliento, vio desvanecerse toda promesa de amor y su correspondiente emoción de vida y destino.

En ese instante arrancó sus raíces del suelo y en el más noble gesto de unión, belleza y lealtad cubrió con suavidad, mimo y ternura infinitas aquel pobre corazón, fundiéndose por toda la eternidad en su último y único "me quiere".

* * * * * * * * *

"Que tu espíritu de niño resurja esta noche con más fuerza, más amor y más humano que nunca, implorando y regalando respeto y viviendo en la belleza de ser y de existir."

31 octubre 2015

*A contra Luz*

Eres Distancia, belleza constante de un NORTE que atrapa;
la CALMA, regreso inconsciente, estado del alma;
la MAGIA, la bruma que abriga, que envuelve, que empapa.


Tu llegada a mi mundo es regalo, amor y esperanza. Te basta alzar la mirada para hacerme entender que no es un sol lo que falta, que a veces la lluvia golpea tan fuerte los cristales que se abren las ventanas, y es justo allí, desde "tu ventana",  donde recoges con pasión cada detalle. Y en cada pedazo encuentro el Norte de mi expandido universo que vuelve a ti, que se queda en ti, que vive en ti.

Perteneces a las noches de cielos estrellados y colores intensos, y dices que vuelas... Te imagino adornando la luna con tus lágrimas brillantes. Vestida de gala, eclipsando mis sueños, invitándome a la Calma entre susurros y dulces canciones. Nuestro gran abrazo se va convirtiendo en baile y tu realidad en mi sueño y mi corazón en tu aire.

Me pides una foto a contra luz, una cara sin rostro o una sonrisa sin testigos. Y es que la belleza no se aprecia a plena luz, tú me lo enseñaste. Las caricias se van incrustando en la piel, las miradas en el alma, la Magia que todo lo envuelve transporta la calidez de las sonrisas, palabras que fluyen más allá de la realidad o del tiempo para ser parte de un ahora colmado de felicidad, la presencia infinita en tan sólo un abrazo, sí, sólo tu abrazo... jamás he sentido tanta potencia desmedida palpitando en mi interior, recorriendo todos mis sentidos para recordarme que el milagro no es la vida, el milagro es el Amor.

* * * * * * * *

*Ojalá recordase todos los momentos de mi vida a contra luz. Sin duda toda la belleza más intensa y sincera de la vida se diluye en un gran Abrazo como el de mi preciosa Maite, esta mujer que he tenido la gran suerte de encontrar en mi camino y puedo decir, con toda seguridad, que formará parte de mi vida y de mi corazón para siempre. Te quiero y este pequeño y humilde homenaje a tu gran corazón no es más que un pedacito de una hermosa vida por construir a tu lado. Gracias porque vives.*

29 abril 2015

*In-Diferencia*

Rompe las barreras de la indiferencia,
derriba los muros que rugen repletos de mentiras,
absurdos logros que te minan la conciencia,
para cubrir de oscuros y de infiernos pequeñas tinturas de luz
que te alteren o distingan dando fe de tu existencia.

Reinventa una melodía para ese silencio y grita,
proclama tu esencia, hazte fugaz y disperso,
y grita tan alto y tan fuerte como el eco sin voz ni regreso te permita.
Destruye la distancia que separa tu boca de mi verso,
simula una voz, una canción, una poesía, una cita.

Deja de arrancarte los suspiros, el aliento y las mañanas,
despójate de un dilema sin sentido ni argumento.
Tropieza y gira, y resucita en el camino de tu alma,
bordado de historias, de piedras y flores
y de lágrimas tardías por los días que te aclaman.


Amaos todos, ciegos y locos, tristes y eternos... POETAS TODOS.

Amaos sin miedo, sin sombras, sin dudas, sin consuelo,
y alumbrad con fuerza la inmensidad dormida de mi universo paralelo.

01 abril 2015

*PASOS*

La semana que reza no es tan Cristiana ni Santa,
disfraza emociones y el corazón acompasa
con partituras, tambores, tubas, clarines y flautas,
entre caricias certeras y distinguidas marchas
que los sentidos desatan y al forastero abrazan.

La austeridad de sus noches entre sus notas cabalga,

la tradición es su esencia, la reflexión y la calma,
mas no doblegan su fe a la oscuridad, sino al alba,
que ni termina ni escapa
al aguardiente en sus venas, la juventud en sus caras.

En cada paso que avanza, la cuenta atrás es marcada

con la emoción que desborda tras la saeta cantada.
La procesión se termina, las imágenes se guardan,
pero la sed se apodera de sus bocas cansadas,
y beben y ríen, y empapan sus alegrías con ganas.



Esta entrada se la dedico con todo mi cariño a las gentes bonitas de Zamora, con las que he compartido momentos inolvidables justo ahí, en la esquina donde las calles se convierten en poesía y una sobremesa en risas y carcajadas. 
Gracias: Juan, Leticia, Jose, David, Merce y Luis, por vuestra amable y alegre compañía. Os llevo en el corazón.

24 febrero 2015

*Costumbres*

Echo de menos la rosa,
mi color,
esencia de vida que decora.
Echo de menos mis manos,
tu caricia,
calor que se funde al encontrarnos.
Echo de menos la espina,
mis labios,
roja la sangre que respiran.
Echo de menos la brisa,
tu aroma,
mis ojos cerrados sin prisa.
Echo de menos tu sueño,
mi fantasía,
y esta bella rosa de recuerdo,
Echo de menos mi mañana,
tu promesa,
el ayer que se funde con mi almohada,
Echo de menos tu risa,
mi cielo,
duda eterna que desliza.
Echo de menos la vida que inventé,
tus costumbres,
lo que no fuimos antes del amanecer.

12 febrero 2015

*Mi fortaleza*


Mil inviernos y una canción
anidaron en mi mente,
negro el frío, blanca la nieve
y rojo fuego el corazón.

Sigiloso el pasado se aproxima burlón,
el valor de tenerte,
la mirada ardiente,
se deshace en mis manos bella ilusión.


Pero el sueño elige su mejor opción,
de jugar con la suerte,
de dejar de entenderte,
de atrapar la vida e inventarla un son.


Que no es fortaleza belleza ni una mansión,
sino la más pura esencia de mi alma y mi tesón.





16 enero 2015

*Nada sucede*


Hoy me paro en este día gris,
observo de cerca mi realidad dormida,
abro los ojos, los brazos, las ventanas,
pero nada sucede.

El viento desbarata con desdén
la idea de un tiempo distinto,
la vida sigue, la vida se mueve,
pero nada sucede.

Espejismo extraño del tiempo detenido
se afana en afirmar mi sombra
junto a la fecha muerta de la ilusión dormida,
pero nada sucede.

Intento acercarte a mí destruyendo un sueño,
le canto al absurdo y resquebrajado momento,
te invito al amor de mi pecho desnudo,
pero ni siquiera tú sucedes.

06 enero 2015

*Aquellos juegos del querer*

En la noche mágica de los deseos, pidió se invirtiese el orden del juego.

Deseó con fuerza saciar la incertidumbre propia del amor,
deleitarse en los más simples placeres del encanto y desencanto,
recrearse en cada movimiento firme y divertido que tantas veces advirtió en sus semejantes.

La ilusión, la intriga, el deseo y la magia hicieron su parte y, esa dichosa noche de reyes, el deseo fue concedido...

La margarita agarró con emoción y gran intriga a aquel hombrecillo indefenso y al son de "me quiere" "no me quiere" le fue desmembrando con decisión y sin pausa, arrancándole a cada movimiento la posibilidad del abrazo, de un paso firme, de una real emoción o del sentido. Una vez hubo despojado de su cuerpo todo cuanto le adornaba y embellecía advirtió al desnudo el corazón del moribundo hombrecillo, al tiempo que el gesto y el alma de la margarita se fueron tiñendo de pura tristeza y desconcierto. 

El juego había concluido y poco importaba la innoble suerte del resultado, el corazón lanzaba ya sus últimos latidos y la margarita sintió la más absoluta derrota al entender que de poco servía aquel absurdo juego del querer si en su esencia, ya sin aliento, vio desvanecerse toda promesa de amor y su correspondiente emoción de vida y destino.

En ese instante arrancó sus raíces del suelo y en el más noble gesto de unión, belleza y lealtad cubrió con suavidad, mimo y ternura infinitas aquel pobre corazón, fundiéndose por toda la eternidad en su último y único "me quiere".

* * * * * * * * *

"Que tu espíritu de niño resurja esta noche con más fuerza, más amor y más humano que nunca, implorando y regalando respeto y viviendo en la belleza de ser y de existir."