Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*Mi fortaleza*


Mil inviernos y una canción
anidaron en mi mente,
negro el frío, blanca la nieve
y rojo fuego el corazón.

Sigiloso el pasado se aproxima burlón,
el valor de tenerte,
la mirada ardiente,
se deshace en mis manos bella ilusión.


Pero el sueño elige su mejor opción,
de jugar con la suerte,
de dejar de entenderte,
de atrapar la vida e inventarla un son.


Que no es fortaleza belleza ni una mansión,
sino la más pura esencia de mi alma y mi tesón.





18 comentarios :

  1. Lo escribió tu alma, mi Raquelina sensible, es bellísimo.
    Muchos besos con mucho cariño de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es mi hermana, mi alma envuelta de maravillosa añoranza.
      Bello es tenerte en mi vida, tu cariño me llega y no se me deshace.
      Muchos besitos más para ti Sara.

      Eliminar
  2. Primero lo he leído.
    Luego lo he recitado.
    Y ahora lo saboreo.
    Que ese rojo fuego te acompañe siempre.
    Vendrán más ilusiones a besarte el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me divierte que lo leas, me apasiona que lo recites y me ilusiona que lo saborees.
      El poema ahora se tercia realmente brillante, en el reflejo de tus ojos.
      Este rojo fuego jamás desaparece, mi corazón resplandece aquí y ahora.
      ¡¡¡Besitos!!!

      Eliminar
  3. Bonito poema, Raquel...
    Mil inviernos y una canción... Tu huella.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa y duradera huella que desaparece a los ojos y se graba en el corazón.
      Muchas gracias Ernesto, otro abrazo bien bien grande para ti también.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Dejemos pues que el azar haga su parte. Y a los sueños su destino.
      ¡¡¡Un abrazo!!!

      Eliminar
  5. La esencia del alma siempre es pura, siembre es bella. Estos versos tuyos la realzan a la perfección.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Navegante, me alegro mucho de que este encuentro de nuestras almas realce la belleza, a estos nuestros ojos.
      Besos.

      Eliminar

  6. Toda fortaleza, ánimo ante lo que sucede, reside siempre en lo más hondo de nuestro ser. Solo podemos tener una idea de su medida en las pruebas más extremas.
    Esa estupenda foto es de una dura bola de nieve que antes solo fueron copos de algodón. En su unión está la fortaleza.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que verdad tan grande Ñoco. Está claro que no llegamos a adivinar la medida de la fortaleza en su totalidad, tal vez eso no haga un poco más grandes todavía.
      Me gusta la apreciación que haces sobre la bola de nieve, el misterio en sí está en no llegar a desfragmentarnos del todo por dentro.
      Muchas gracias por tu siempre bonita mirada. Otro abrazo bien grande.

      Eliminar
  7. Sentido y potente poema, Raquel. A veces, la ilusión que se deshace se debe combatir con la fortaleza de un cambio radical en lo establecido para manifestar una verdad a medias, una mentirijilla innecesaria. Lo más importante es que el comportamiento implique una verdadero sentido de responsabilidad y un sereno pensamiento que se debe traducir en una mejora vital.

    Un gran y cariñoso abrazo, querida Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así, tan acertado y profundo, te acercas a lo más profundo de mis emociones. Eres increíble Antonio.
      Hay grandes dosis de verdad en lo que dices. Lo malo es cuando la mentirijilla nos la contamos a nosotros mismos y en ese cambio radical, aún siendo responsables no nos sentimos del todo mejor, ni vitales. Menos mal que la fortaleza nos hace vibrar cuando más la necesitamos.
      Te correspondon con otro gran abrazo mi querido Antonio. Gracias siempre por tu amable compañía.

      Eliminar
  8. Un abrazo gigantesco y caluroso.
    "el niño del jersey a rayas "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitas sorpresas nos trae el frío invierno en forma de calurosos abrazos.
      Me alegro de que "el niño del jersey a rayas" de mi cuento haya encontrado su "motivo" para sonreír y venir a dejarse esta bonita estela de cariño.
      Otro abracito de vuelta.

      Eliminar
  9. Dejar de entenderte y solo quererte, creo que así debe ser en el amor.
    En el mes del amor y la amistad todo mi cariño para ti amiga y ojalá todos los días esten llenos de detalles bellos: de sol y de pétalos.
    Muac, muac.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tu visita, tu cariño y tu amistad.
    Celebremos pues en el mes del amor y la amistad y hagamos que los días venideros no dejen de iluminar con la caricia de tu esencia en mi corazón.
    Un abrazo muy muy grande mi querida Rayén.

    ResponderEliminar

12 febrero 2015

*Mi fortaleza*


Mil inviernos y una canción
anidaron en mi mente,
negro el frío, blanca la nieve
y rojo fuego el corazón.

Sigiloso el pasado se aproxima burlón,
el valor de tenerte,
la mirada ardiente,
se deshace en mis manos bella ilusión.


Pero el sueño elige su mejor opción,
de jugar con la suerte,
de dejar de entenderte,
de atrapar la vida e inventarla un son.


Que no es fortaleza belleza ni una mansión,
sino la más pura esencia de mi alma y mi tesón.





18 comentarios :

Sara O. Durán dijo...

Lo escribió tu alma, mi Raquelina sensible, es bellísimo.
Muchos besos con mucho cariño de anís.

TORO SALVAJE dijo...

Primero lo he leído.
Luego lo he recitado.
Y ahora lo saboreo.
Que ese rojo fuego te acompañe siempre.
Vendrán más ilusiones a besarte el corazón.

Besos.

Ernesto. dijo...

Bonito poema, Raquel...
Mil inviernos y una canción... Tu huella.

Un gran abrazo.

Darío dijo...

El azar hará lo suyo...

Navegante Del Alma dijo...

La esencia del alma siempre es pura, siembre es bella. Estos versos tuyos la realzan a la perfección.
Besos.

Raquel P.R. dijo...

Así es mi hermana, mi alma envuelta de maravillosa añoranza.
Bello es tenerte en mi vida, tu cariño me llega y no se me deshace.
Muchos besitos más para ti Sara.

Raquel P.R. dijo...

Me divierte que lo leas, me apasiona que lo recites y me ilusiona que lo saborees.
El poema ahora se tercia realmente brillante, en el reflejo de tus ojos.
Este rojo fuego jamás desaparece, mi corazón resplandece aquí y ahora.
¡¡¡Besitos!!!

Raquel P.R. dijo...

Hermosa y duradera huella que desaparece a los ojos y se graba en el corazón.
Muchas gracias Ernesto, otro abrazo bien bien grande para ti también.

Raquel P.R. dijo...

Dejemos pues que el azar haga su parte. Y a los sueños su destino.
¡¡¡Un abrazo!!!

Raquel P.R. dijo...

Muchas gracias Navegante, me alegro mucho de que este encuentro de nuestras almas realce la belleza, a estos nuestros ojos.
Besos.

ñOCO Le bOLO dijo...


Toda fortaleza, ánimo ante lo que sucede, reside siempre en lo más hondo de nuestro ser. Solo podemos tener una idea de su medida en las pruebas más extremas.
Esa estupenda foto es de una dura bola de nieve que antes solo fueron copos de algodón. En su unión está la fortaleza.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Sentido y potente poema, Raquel. A veces, la ilusión que se deshace se debe combatir con la fortaleza de un cambio radical en lo establecido para manifestar una verdad a medias, una mentirijilla innecesaria. Lo más importante es que el comportamiento implique una verdadero sentido de responsabilidad y un sereno pensamiento que se debe traducir en una mejora vital.

Un gran y cariñoso abrazo, querida Raquel.

Anónimo dijo...

Un abrazo gigantesco y caluroso.
"el niño del jersey a rayas "

Raquel P.R. dijo...

Que verdad tan grande Ñoco. Está claro que no llegamos a adivinar la medida de la fortaleza en su totalidad, tal vez eso no haga un poco más grandes todavía.
Me gusta la apreciación que haces sobre la bola de nieve, el misterio en sí está en no llegar a desfragmentarnos del todo por dentro.
Muchas gracias por tu siempre bonita mirada. Otro abrazo bien grande.

Raquel P.R. dijo...

Y así, tan acertado y profundo, te acercas a lo más profundo de mis emociones. Eres increíble Antonio.
Hay grandes dosis de verdad en lo que dices. Lo malo es cuando la mentirijilla nos la contamos a nosotros mismos y en ese cambio radical, aún siendo responsables no nos sentimos del todo mejor, ni vitales. Menos mal que la fortaleza nos hace vibrar cuando más la necesitamos.
Te correspondon con otro gran abrazo mi querido Antonio. Gracias siempre por tu amable compañía.

Raquel P.R. dijo...

Qué bonitas sorpresas nos trae el frío invierno en forma de calurosos abrazos.
Me alegro de que "el niño del jersey a rayas" de mi cuento haya encontrado su "motivo" para sonreír y venir a dejarse esta bonita estela de cariño.
Otro abracito de vuelta.

Rayén dijo...

Dejar de entenderte y solo quererte, creo que así debe ser en el amor.
En el mes del amor y la amistad todo mi cariño para ti amiga y ojalá todos los días esten llenos de detalles bellos: de sol y de pétalos.
Muac, muac.

Raquel P.R. dijo...

Muchas gracias por tu visita, tu cariño y tu amistad.
Celebremos pues en el mes del amor y la amistad y hagamos que los días venideros no dejen de iluminar con la caricia de tu esencia en mi corazón.
Un abrazo muy muy grande mi querida Rayén.

Publicar un comentario