Entradas

Mostrando entradas de 2013

**sobre Abrazos y vacíos**

Imagen
Cuando ofreces tu abrazo, sólo hay una cosa que supera la inmensidad del momento, y es que quien se acurruca y estremece entre tus brazos, te devuelva el gesto apretándote aún más fuerte entre los suyos.
Hoy sé que  quien más ganas pone,  y quien primero ofrece sus brazos,  es  probablemente,  quien más lo está necesitando.
"Por los que atesoro, por los que añoro y por los que vendrán..."

**Tarde de lluvia**

Imagen
Una tarde de lluvia pudiera ser cualquier tarde de lluvia, pero fue la tarde de lluvia de ayer.... Las montañas protegen mi nombre, allí no soy yo, no soy nada... un todo de magia, vida y color, fulgor de la mañana unido con el ocaso de la tarde, vida y momento me ven sentir. Es curioso cómo los pensamientos se alejan de la mente, cómo se elevan, a saber dónde... y por qué no decirlo, amo la tierra.  Y en momentos como éste, ella se funde con el cielo. Y en momentos como éste el cielo se posa sobre la tierra con la calidez y la dulzura de un manto poderoso lleno de ternura y pasión. Por un momento se aman y protegen, por un instante invaden mi corazón. Quién no ha bailado, amado, cantado....bajo la lluvia. Sí, la hojas crujen, las flores bailan, el son lo marcan pequeñas gotas aladas que disfrazan hasta el más mínimo suspiro en movimiento.

Mojada, calada hasta los huesos me retiro a descansar. Dejo las huellas, el brillo y los recuerdos, me voy con sus sonidos y su nostalgia. Me llev…
Imagen
...Hoy te devuelvo la mitad
del recuerdo que se va
 contigo a otro lugar...



...para limpiar el alma hay que llorar 
en este cielo compartido 
la lección fue haber vivido...

**Lágrimas del Mar**

Imagen
Sin tiempo no hay distancias, se desvanecen...
Como en aquella vieja foto, gastada por la huella de mi dedo, que juega y se enreda por el brillo de tu pelo, así se pierde, borrando arrugas que no envejecen.

Sin distancias no hay lamentos, se desvanecen... Como el frágil cristal de mi recuerdo, que se aleja intacto en mi último aliento, así se pierde, entre ruinas perdidas que lo adormecen.

Sin lamentos no hay lágrimas, se desvanecen... Como la pena agitada que abrió mi pecho, que se esconde ofendida por la ausencia de afecto, así se pierden, en la burla obstinada de a quienes no pertenecen.


Sin lágrimas del alma no hay lágrimas del mar, se desvanecen...
Convertidas en latidos, se quedan atrapadas muy adentro,
que se agolpen las miles de tempestades de mi tormento,
así se pierdan, como lección aprendida de quienes las padecen.

"Cuando Suba La Marea"

Aún sigo perteneciendo a mi cuento,
y ya que no hube de rasgarme las venas para ver cuán roja era mi sangre...


....tal vez algún día, alcances mi mano, cuando suba la marea. Mientras tanto, esta vida, sigue siendo un juego.

**nota para el recuerdo...**

Imagen

**Figuritas de Cristal**

Imagen
¿Os imagináis a un niño corriendo por una habitación llena de figuritas de cristal? A toda velocidad, apenas sin aliento por el ansia de abarcar con su mirada y sus deditos cada rincón. Tan extensa su sonrisa como la divertida estela que dibujan sus pequeños brazos, tan singularmente emocionados que parecen separarse por momentos de su cuerpo. Y de repente, al grito de -¡no toques nada!...

"¡¡¡ZAS!!!" ahí la coge entre sus manos.  Sin duda es lo más bonito que ha tenido jamás, algo tan frágil y tan hermoso como su propio corazón. Tan delicada como vibrante y firme a la vez. Dibuja fantásticos mundos de luz y color. A cada movimiento renueva su poderoso brillo. Es tan mágica, tan suave y vivaz... se parece tanto a sus sueños.... No puede sino, abrazarla y quererla, incluso en algún momento, mientras cierra los ojos intentando detener el tiempo, se siente invadir por ese curioso latir, se funde entre sus perfiladas y serenas formas. Sí, un sueño hecho realidad, un momento, un …

*Un baile, sólo, sí, contigo*

Imagen
En la noche mágica de los deseos, yo sólo quiero bailar contigo,
empaparme en la ilusión de tus anhelos,
convertir en susurros los lamentos,

Cógeme las manos,
apriétalas con firmeza,
Atiende a los instintos,
escóndelos en mi pecho,
Se engalanan nuestros sueños,
para entregarse al momento,
La mirada fija, el brillo viste tu misterio,
El siguiente paso y me sujetas sin miedo,
y en tu boca un suspiro,
y mi boca en tu aliento...
La leve mueca de tu cara,
ya conoce mis secretos,
las miradas más dulces,
movimientos más intensos,
Una furia controlada de deseos,
tus pupilas en las mías,
mil historias en tus dedos.

De repente el tiempo se ha convertido en verso,
el compás del corazón va templando el movimiento.

Caminemos de la mano, mientras vuelan nuestros cuerpos.
Ahí se quedan nuestras sombras despistadas sin remedio,
entregadas a a la danza, en el mundo de los sueños.