Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*El Vendedor de Joyas*

Aquel año, Isidoro, el regente de la pequeña y única tienda de regalos del pueblo, había decidido anunciar de un modo incesante, casi obsesivo las grandes ofertas y novedades de género y presentes de los que estaba haciendo acopio de cara a las fiestas de la Navidad.

Él siempre había sido un hombre humilde, de pocos alardes y de maravillosa templanza. La gente murmuraba y comentaba, estaban realmente sorprendidos con aquella nueva actitud del vendedor. La expectación era máxima, de hecho, todos habían decidido adelantar las compras de los regalos. 

En la tarde de la Nochebuena se produjo un acontecimiento del todo inusual, no sólo porque las gentes del pueblo no destacaban por su impaciencia sino porque también el número de vecinos era bastante reducido. El alboroto y la algarabía que se habían formado llegaba hasta los pueblos vecinos, incluso un poco más allá. Se había formado una gran cola (abstracta y perfecta) de gentes venidas incluso de nadie sabía dónde. Si por un momento hubiéramos imaginado una vista en panorámica desde el cielo el resultado se resumía en el más bonito adorno de luces, alegría y color del pueblo. Todos ellos formaban el espíritu de la Navidad y todas las calles destilaban aroma de paz.

El impacto no podía ser más grande cuando, según iban llegando a la puerta del local, descubrían que Isidoro había vaciado todas las estanterías, no había absolutamente nada salvo una gran bandeja de plata grabada con sus iniciales que nunca había estado a la venta ya que era un legado de su abuelita Feli. 
Pero tan pronto se acercaban un poco más ya ni recordaban el motivo por el que habían llegado hasta allí, inmediatamente se acurrucaban en los brazos de un entrañable y misterioso ancianito que había permanecido en aquella puerta todos los días del año y que todos los vecinos abrazaban al pasar.

Aquel mágico día de Nochebuena, Isidoro, se sentó en su antigua butaca y, como si pudiera retroceder en el tiempo, contempló con sorpresa, orgullo y admiración a través del reflejo de aquella bandeja de plata, cada abrazo empapado de sonrisas y de amor que el ancianito dedicaba a cada persona rodeando con verdadera ternura su cuerpo; recordó y revivió ese escalofrío que le recorrió la primera vez que aquella imagen inundó su corazón y le hizo sentir el vendedor de joyas más afortunado de la historia. Nunca nadie pudo captar tanta belleza y emoción. Y fue así como aquel año todo el mundo tuvo su regalo de Navidad.

* * * * * *

(Gracias a todos por ser el regalo, la dicha, la vida, el amor, la emoción. Gracias por vuestro abrazo. *FELIZ NAVIDAD*)

*Un minuto*




de Vida

de Esencia

de Rutas

de Luna

de Ideas

de Risas

de Vista

de Pluma

de Hojas

de Estrellas





y Sueños

y Anhelos

y Cuentos

y Deseos

y Tiempo

y Gestos

y Misterio

y Sombrero

y Viento

y Cielo

*De Usar y Tirar*

Como si de una maldición se tratara, 
hay quien huye de la insalvable esclavitud del amor y el corazón, 
amarrándose a la terrible y cruel rutina del abandono, 
la frialdad, la tristeza y la mentira.


Hay quien desconfía de lo que no puede comprar, 
quien no disfruta de lo que no puede romper o tirar.
Hay quien se siente grande en su estado de posesión
y nada ni nadie pude quitarle ni discutir su razón.
Hay quien empaña motivos con intereses que no son,
poniéndole precio a grandes y nobles hazañas
que con dinero no se pueden valorar.
* * * * *
* * * * *
*Y usan y tiran: servilletas de papel que no lleva el viento,
vidas en tinta indeleble, decepciones sangrando versos,
palabras y frases, emociones y anhelos,
corazones que transforman los latidos en lamentos.

*Y usan y tiran: regimientos de pañuelos de papel
empapados en sueños que no pudieron ser,
lágrimas desbordadas, ríos de llanto y sed,
el abismo del silencio, la condena de perder.

*Y usan y tiran: retratos y flores que fueron reales,
tesoros brillantes en hogueras que arden,
detalles y gestos que adornaron sus tardes,
amuletos pequeños de ilusiones gigantes.

* * * * *
Pertenecemos a nuestro amor porque somos amor. A veces lo regalamos a manos llenas, otras con miedo, algunas otras con temor, pero siempre con la intensidad de nuestra propia fe.
Tal vez haya quien no lo valore o desprecie, incluso quien lo arroje sin el más mínimo remordimiento a la basura, pero paradógicamente existen momentos que ya fueron vividos, sentimientos que ya se incrustaron para siempre, emociones que ya hicieron palpitar los corazones, y de las que nunca nadie podría jamás deshacerse, por mucho que se empeñen o autoengañen, por horribles que sean sus acciones.
A veces nos duele el desamor pero el universo mantiene un maravilloso equilibrio, y lo que nos desestructura por dentro nos refuerza después y nos otorga la belleza y el poder de nuestra propia esencia, haciéndonos brillar con fuerza infinita.

* * * * *

Le dedico esta entrada con todo mi cariño y admiración a mi preciosa amiga-hermana "Sara O. Durán", una persona que el universo ha puesto en mi camino y en mi vida para mantener ese maravilloso equilibrio.
Humana, amable, sincera y extremadamente sentimental, poseedora de grandes talentos y virtudes, pero sobre todo con una extraordinaria capacidad de adornar cualquier momento de tristeza o nostalgia con una chispita de ironía y simpatía, que si bien la caracteriza, de igual modo enamora.
(Gracias por ser parte de mi vida)

¿Sus Ojos?

¿Sus Ojos?
Claro que me gustan sus ojos:
Sueñan luceros de noche y de día,
cuentan historias de realidad ancestral,
derriban los muros del miedo y la mentira,
arriesgan contra todo lo eterno y lo temporal,
traspasan fronteras de sueños forjadas,
arrasando con vivo fuego y tormentas de sal.

¿Su Mirada?
La inspiración de su mirada es perderse en un viaje hasta la eternidad,
zambullirse en un mar de calma que se aleja y retorna,
creando mareas de dulces silencios que acarician la piel,
regalándole al viento suspiros y versos que la abrigan después.
*
Cómplice aliciente que se deshace en mis sentidos
como nieve perpetua que en lo alto permanece
embelleciendo y mimando todo cuanto soy.

¿y Su Alma?
La promesa y la vida, la inocencia, la luz.
El dolor fragmentado, la constancia, el valor.
La humildad desmedida, sencillez y virtud.
La esperanza en mi herida, la palabra, el honor,
El misterio, la calma, añoranza y quietud.
El deseo, la magia, la ternura, el Amor.

* * *

Mientras construimos nuestra historia, ocurre que el universo se encarga de devolvernos aquello que por amor fue dado y por amor arrebatado.

Por ser milagro en mis derrotas y tristezas, por ser mi aliento, mi vida y mi hogar. Por ser la calma y el sentido, mi latido y el apoyo al caminar. Por convertir las noches de tristeza en brillantes lunas de felicidad.

Cada vez que me cobijo en Sus Ojos su Alma en la mía vuelve a renacer pues mi reflejo en su retina me recuerda que siempre formo parte de Él.

*A mi Ángel en la tierra, mi Esperanza, mi Estrella fiel...  a Luis, con amor*

*El Motivo*

Gemma era una niñita muy especial. Inocente, tierna, frágil y con un extraordinario sentido del humor. Hacía mucho tiempo que habitaba en el país de los sueños, apenas recordaba cuándo fue la última vez que tuvo uno, ya que un hermoso día de invierno, el universo la regaló el gran milagro de conseguir el suyo para siempre, y es así como su vida se convirtió en su gran sueño.

Allí era muy feliz, su gran espíritu de niña la permitía vivir todas aquellas aventuras que podía imaginar. El poder de la naturaleza abrigaba su corazón, millones de estrellas alumbraban sus mejillas, batallones de seres mágicos alimentaban sus sonrisas y con magia infinita reinventaba danzas y carcajadas que regalaba al viento.

-"Gemma en el país de los sueños" de Isabel Soriano Botello-
Todos los días, justo un rato antes de ponerse el sol, le gustaba sentarse en un pequeño banquito de madera situado en el centro de "la pradera dorada" (así la llamaba), y es que Gemma tenía un hermoso tesoro. Nunca supo de dónde o porqué apareció, pero tampoco la importaba, ella tenía el tesoro más hermoso que existía. Era una pequeña florecilla aterciopelada de color rojo fuego y era justo en aquel instante en el que brillaba con tanto esplendor que hacía que todo se paralizase a su alrededor para contemplarla. Una aureola de belleza y ternura inundaba por un instante su pequeño país de los sueños.

Un buen día, envuelta entre alegría y sorpresa, recibió la inesperada visita de un maravilloso ser, era un niñito rubio, con gesto serio y despistado que caminaba un tanto divertido y vestía con un jersey a rallas. Apenas se hubo acercado un poquito Gemma pudo sentir -aún con los ojos cerrados- lo grande y fuerte que latía su corazón, sus ojos estaban llenos de vida, de magia, de ilusión.
El niño volvió a visitarla durante un tiempo, según aparecía, Gemma le cogía de la mano y como si nunca hubieran estado le llevaba casi volando a contemplar cada recóndito lugar, los dos corazones latían a la vez y -aunque el niño nunca habló- ambos disfrutaban de su compañía. 

Las últimas veces que le vio, "el niño del jersey a rallas" estaba un poco más serio de lo habitual, parecía algo distraído e incluso podría decirse que enfadado. Gemma se esmeró todo lo posible en devolverle la sonrisa, pero sentía un extraño pellizco en su interior que la hacía intuir que nada más podía hacer. Así fue como lo sintió alejarse y llegado el momento de la despedida la niñita le pidió que se sentase a su lado en aquel pequeño banco de madera donde sólo ella solía descansar. Instantes después y justo en el momento de máximo esplendor, le regaló su más preciado tesoro. El niño estaba realmente prendado de tanta belleza, cogiéndolo entre sus manos esbozó una bonita sonrisa (la que tantas veces ella pudo desear) y sin echar la vista atrás despareció.
Nunca más la volvió a visitar.

Pasado algún tiempo la pequeña Gemma se sentó en su banco a descansar, cerró los ojos y comenzó a recordar a aquel niñito del jersey a rallas, invadida por la nostalgia de su ausencia sintió como una lágrima se deslizaba fría y decidida sobre su hermosa carita. Fue entonces cuando de nuevo la magia hizo presencia en su eterno sueño y de aquella lágrima otra bella rosa brotó. En aquel momento por fin pudo comprender que su tiempo de tristeza debía de ser transformado en alegría y dejar de perseguir y lamentar un motivo que jamás existió. Sencillamente aquel entrañable niño tuvo la suerte de encontrarla entre sus sueños y fue honrado con la dicha de un maravilloso tesoro que tal vez le ayudase a encontrar su gran sueño en otro lugar.
Sólo cuando lo hubiera encontrado sería por fin consciente de que la verdadera esencia de aquella flor residía en la grandeza de un pequeño corazón de niña y cuyo brillo sólo habría desaparecido cuando él hubiera echado su hermoso y fugaz recuerdo al olvido.

En el transcurrir del tiempo Gemma ha entendido que no existe la alegría sin tristeza, ya que sólo así puede llegar a sentir la verdadera grandeza de su alma y que sólo logra alcanzar  la felicidad máxima cuando -en el más noble gesto de amor- puede embellecer el mundo de cada personita que busca su gran sueño, regalando su más preciado tesoro convertido en mágica y eterna flor.

*A pasitos*

Pasitos y huellas cerrando condenas,
Tímidos versos acompañan mi sombra,
Latidos serenos que mi pecho aceleran,
Los caminos e historias de mis miedos se alfombran.


Miradas que esconden bendiciones y anhelos,
Robando un segundo al silencioso momento,
Se define en suspiro el murmullo del viento,
Empapados en lágrimas, se diluyen recuerdos.
La promesa infinita en el cielo se abre,
La alegría que inunda se acentúa y se esparce
Imparable el destino es el juez y la parte,
De las ruinas de un mundo que en mis ojos renace. 

.... de Paseo

Si ME MANDAN...
                           si me pierdo...
                                              si te vienes...
                                                                 si me quedo...
                                                                                      si me voy...
                                                                                                  si me encuentras...
                                                                                                                               si me invitas...
                                                                                                                                                    Si REGRESO...



*Siempre he necesitado los Pies para Caminar, al igual que el Alma para Pasear y el Corazón para Amar, cuando tomo el camino me gusta cerciorarme de que todo está en su lugar*

*Por un instante*


Creía que había olvidado el motivo de tanta emoción,
que se había evaporado entre molestos silencios y restos de dolor,
y surgieron de tus hermosos ojos destellos de viva ilusión,
despojados de sus miedos, sin reproches, sin pudor,
Consiguieron tocar mi alma y devolverme la razón,
y por un instante, hace sólo un instante, me recordaron tu amor.

*El Reto*

"Papeles, lecciones, preguntas y pruebas, de eso se trataba principalmente, sacar un carnet."

*La Finalidad: 
Un pedazo de papel legal,
un permiso, una formalidad,
una cosa más.

*El Camino:
Aprender, disfrutar,
tropezarse, caminar, 
superarse, aprobar.

*La Realidad:
Ilusiones, energía y emociones,
imprevistos y giros del destino,
roturas, tristezas, frustraciones,
y un proyecto a medio terminar.

*El Reto:
Recuperar la fuerza, enmendarse, pelear,
superar los miedos y volver a comenzar.
Enfrentar nuevas barreras, caerse y levantarse una vez más.
Enterrar viejas heridas a medio cicatrizar.



*La Esencia:
Vivir esta pasión mía que es la vida, disfrutar y divertirme descubriendo cosas nuevas.
Sentir la responsabilidad de lo que emprendo, el honor, el respeto a mi propio corazón.
Amar con intensidad cada detalle alimentando mi sonrisa.
Sentir el orgullo y la felicidad de quien comparte, por defender esa bonita necesidad.
Compaginar cada momento con la fe de quien está construyendo su vida.
Intentar entender que no es malo sentir miedo al ser merecedora de los brazos que me han levantado.
Embriagarme de esta inmensa gratitud por quien ha permanecido cada segundo a mi lado, incondicional y brillante una vez más, para regalarme la mayor recompensa, el amor del corazón.
Decir que estoy orgullosa y feliz es decir muy poco y todo a la vez.
¡¡¡LO CONSEGUIMOS!!!

*Nostalgia*


Dale paso a la nostalgia,
ayer nos dijo adiós,
soñándose valiente,
regresando a su rincón
convertida en primavera.

Armada de valor,
para volver a mi ventana,
ayudándome a encontrar la paz,
suavizando con su aroma
cada anhelo hecho ponzoña.

Regalándome el sol,
del mar su fresco aliento,
flores y ramas mis vestiduras.
Préstamos de fina cordura,
de risas llenan mi mente.

"Los martes te echo de menos.."

Entre brumas, hambre y sueño el domingo va pasando,
la pereza que me invade se enamora de mis pasos,
de mi madre los cuidados, mi sobrina de la mano,
y a pasitos despistados ya en el lunes me ha plantado;

Madrugando a plena luz, a las diez desayunando,
la rutina del encuentro con "la Cris" y mi quebranto,
refunfuño mientras pienso en tu sonrisa de regalo;
no me quejo porque quiera, que mañana ya trabajo!;


Atinando en los pedidos, las marujas esperando,
calamares, pescadillas, langostinos... y mi encanto,
por la tarde ya descanso, hoy es martes, ya te llamo.
La semana va pasando y entre tanto me he olvidado.

La rutina va mezclando viernes, martes, jueves...¡santo!
que si miércoles o sábado, no me importa ya ni salgo.
Miro el móvil y en tu ausencia la semana ya ha pasado,
hazme un guiño en un mensaje, yo no puedo, estoy cansado.

* * * * * * * *

A forma de "guiño de humor" y con todo el cariño a mi amigo Berni.
(Con motivo de su reciente cumpleaños (33) he querido dedicarle esta entrada como homenaje a su persona.)
Para que esta rutina implacable no deje de hacerte sonreír, al fin y al cabo, ¿que es la vida sino esos pequeños detalles que hacen que todo valga la pena?
Ser especial no es sentirse raro, desagradable, borde, diferente, antipático... (y esas cosas tan raras que dices y nadie ve), ser especial es lo que se lleva un poco más adentro, es observarse en la mirada de un amigo que te espera, en el abrazo del otro que llega, en una llamada inesperada.. Hacer de la vida un "me apetece". Ser especial es tener un bonito corazón que siente, llora, ríe y se estremece, que necesita tanto cariño como el que puede dar y tener el miedo necesario para no sufrir. Ser especial es ser humano y excepcional. Por cada rato a tu lado y tu amistad...¡Gracias! 
¡¡¡ Muchas Felicidades !!!

24 diciembre 2014

*El Vendedor de Joyas*

Aquel año, Isidoro, el regente de la pequeña y única tienda de regalos del pueblo, había decidido anunciar de un modo incesante, casi obsesivo las grandes ofertas y novedades de género y presentes de los que estaba haciendo acopio de cara a las fiestas de la Navidad.

Él siempre había sido un hombre humilde, de pocos alardes y de maravillosa templanza. La gente murmuraba y comentaba, estaban realmente sorprendidos con aquella nueva actitud del vendedor. La expectación era máxima, de hecho, todos habían decidido adelantar las compras de los regalos. 

En la tarde de la Nochebuena se produjo un acontecimiento del todo inusual, no sólo porque las gentes del pueblo no destacaban por su impaciencia sino porque también el número de vecinos era bastante reducido. El alboroto y la algarabía que se habían formado llegaba hasta los pueblos vecinos, incluso un poco más allá. Se había formado una gran cola (abstracta y perfecta) de gentes venidas incluso de nadie sabía dónde. Si por un momento hubiéramos imaginado una vista en panorámica desde el cielo el resultado se resumía en el más bonito adorno de luces, alegría y color del pueblo. Todos ellos formaban el espíritu de la Navidad y todas las calles destilaban aroma de paz.

El impacto no podía ser más grande cuando, según iban llegando a la puerta del local, descubrían que Isidoro había vaciado todas las estanterías, no había absolutamente nada salvo una gran bandeja de plata grabada con sus iniciales que nunca había estado a la venta ya que era un legado de su abuelita Feli. 
Pero tan pronto se acercaban un poco más ya ni recordaban el motivo por el que habían llegado hasta allí, inmediatamente se acurrucaban en los brazos de un entrañable y misterioso ancianito que había permanecido en aquella puerta todos los días del año y que todos los vecinos abrazaban al pasar.

Aquel mágico día de Nochebuena, Isidoro, se sentó en su antigua butaca y, como si pudiera retroceder en el tiempo, contempló con sorpresa, orgullo y admiración a través del reflejo de aquella bandeja de plata, cada abrazo empapado de sonrisas y de amor que el ancianito dedicaba a cada persona rodeando con verdadera ternura su cuerpo; recordó y revivió ese escalofrío que le recorrió la primera vez que aquella imagen inundó su corazón y le hizo sentir el vendedor de joyas más afortunado de la historia. Nunca nadie pudo captar tanta belleza y emoción. Y fue así como aquel año todo el mundo tuvo su regalo de Navidad.

* * * * * *

(Gracias a todos por ser el regalo, la dicha, la vida, el amor, la emoción. Gracias por vuestro abrazo. *FELIZ NAVIDAD*)

08 noviembre 2014

*Un minuto*




de Vida

de Esencia

de Rutas

de Luna

de Ideas

de Risas

de Vista

de Pluma

de Hojas

de Estrellas





y Sueños

y Anhelos

y Cuentos

y Deseos

y Tiempo

y Gestos

y Misterio

y Sombrero

y Viento

y Cielo

22 octubre 2014

*De Usar y Tirar*

Como si de una maldición se tratara, 
hay quien huye de la insalvable esclavitud del amor y el corazón, 
amarrándose a la terrible y cruel rutina del abandono, 
la frialdad, la tristeza y la mentira.


Hay quien desconfía de lo que no puede comprar, 
quien no disfruta de lo que no puede romper o tirar.
Hay quien se siente grande en su estado de posesión
y nada ni nadie pude quitarle ni discutir su razón.
Hay quien empaña motivos con intereses que no son,
poniéndole precio a grandes y nobles hazañas
que con dinero no se pueden valorar.
* * * * *
* * * * *
*Y usan y tiran: servilletas de papel que no lleva el viento,
vidas en tinta indeleble, decepciones sangrando versos,
palabras y frases, emociones y anhelos,
corazones que transforman los latidos en lamentos.

*Y usan y tiran: regimientos de pañuelos de papel
empapados en sueños que no pudieron ser,
lágrimas desbordadas, ríos de llanto y sed,
el abismo del silencio, la condena de perder.

*Y usan y tiran: retratos y flores que fueron reales,
tesoros brillantes en hogueras que arden,
detalles y gestos que adornaron sus tardes,
amuletos pequeños de ilusiones gigantes.

* * * * *
Pertenecemos a nuestro amor porque somos amor. A veces lo regalamos a manos llenas, otras con miedo, algunas otras con temor, pero siempre con la intensidad de nuestra propia fe.
Tal vez haya quien no lo valore o desprecie, incluso quien lo arroje sin el más mínimo remordimiento a la basura, pero paradógicamente existen momentos que ya fueron vividos, sentimientos que ya se incrustaron para siempre, emociones que ya hicieron palpitar los corazones, y de las que nunca nadie podría jamás deshacerse, por mucho que se empeñen o autoengañen, por horribles que sean sus acciones.
A veces nos duele el desamor pero el universo mantiene un maravilloso equilibrio, y lo que nos desestructura por dentro nos refuerza después y nos otorga la belleza y el poder de nuestra propia esencia, haciéndonos brillar con fuerza infinita.

* * * * *

Le dedico esta entrada con todo mi cariño y admiración a mi preciosa amiga-hermana "Sara O. Durán", una persona que el universo ha puesto en mi camino y en mi vida para mantener ese maravilloso equilibrio.
Humana, amable, sincera y extremadamente sentimental, poseedora de grandes talentos y virtudes, pero sobre todo con una extraordinaria capacidad de adornar cualquier momento de tristeza o nostalgia con una chispita de ironía y simpatía, que si bien la caracteriza, de igual modo enamora.
(Gracias por ser parte de mi vida)

18 septiembre 2014

¿Sus Ojos?

¿Sus Ojos?
Claro que me gustan sus ojos:
Sueñan luceros de noche y de día,
cuentan historias de realidad ancestral,
derriban los muros del miedo y la mentira,
arriesgan contra todo lo eterno y lo temporal,
traspasan fronteras de sueños forjadas,
arrasando con vivo fuego y tormentas de sal.

¿Su Mirada?
La inspiración de su mirada es perderse en un viaje hasta la eternidad,
zambullirse en un mar de calma que se aleja y retorna,
creando mareas de dulces silencios que acarician la piel,
regalándole al viento suspiros y versos que la abrigan después.
*
Cómplice aliciente que se deshace en mis sentidos
como nieve perpetua que en lo alto permanece
embelleciendo y mimando todo cuanto soy.

¿y Su Alma?
La promesa y la vida, la inocencia, la luz.
El dolor fragmentado, la constancia, el valor.
La humildad desmedida, sencillez y virtud.
La esperanza en mi herida, la palabra, el honor,
El misterio, la calma, añoranza y quietud.
El deseo, la magia, la ternura, el Amor.

* * *

Mientras construimos nuestra historia, ocurre que el universo se encarga de devolvernos aquello que por amor fue dado y por amor arrebatado.

Por ser milagro en mis derrotas y tristezas, por ser mi aliento, mi vida y mi hogar. Por ser la calma y el sentido, mi latido y el apoyo al caminar. Por convertir las noches de tristeza en brillantes lunas de felicidad.

Cada vez que me cobijo en Sus Ojos su Alma en la mía vuelve a renacer pues mi reflejo en su retina me recuerda que siempre formo parte de Él.

*A mi Ángel en la tierra, mi Esperanza, mi Estrella fiel...  a Luis, con amor*

15 agosto 2014

*El Motivo*

Gemma era una niñita muy especial. Inocente, tierna, frágil y con un extraordinario sentido del humor. Hacía mucho tiempo que habitaba en el país de los sueños, apenas recordaba cuándo fue la última vez que tuvo uno, ya que un hermoso día de invierno, el universo la regaló el gran milagro de conseguir el suyo para siempre, y es así como su vida se convirtió en su gran sueño.

Allí era muy feliz, su gran espíritu de niña la permitía vivir todas aquellas aventuras que podía imaginar. El poder de la naturaleza abrigaba su corazón, millones de estrellas alumbraban sus mejillas, batallones de seres mágicos alimentaban sus sonrisas y con magia infinita reinventaba danzas y carcajadas que regalaba al viento.

-"Gemma en el país de los sueños" de Isabel Soriano Botello-
Todos los días, justo un rato antes de ponerse el sol, le gustaba sentarse en un pequeño banquito de madera situado en el centro de "la pradera dorada" (así la llamaba), y es que Gemma tenía un hermoso tesoro. Nunca supo de dónde o porqué apareció, pero tampoco la importaba, ella tenía el tesoro más hermoso que existía. Era una pequeña florecilla aterciopelada de color rojo fuego y era justo en aquel instante en el que brillaba con tanto esplendor que hacía que todo se paralizase a su alrededor para contemplarla. Una aureola de belleza y ternura inundaba por un instante su pequeño país de los sueños.

Un buen día, envuelta entre alegría y sorpresa, recibió la inesperada visita de un maravilloso ser, era un niñito rubio, con gesto serio y despistado que caminaba un tanto divertido y vestía con un jersey a rallas. Apenas se hubo acercado un poquito Gemma pudo sentir -aún con los ojos cerrados- lo grande y fuerte que latía su corazón, sus ojos estaban llenos de vida, de magia, de ilusión.
El niño volvió a visitarla durante un tiempo, según aparecía, Gemma le cogía de la mano y como si nunca hubieran estado le llevaba casi volando a contemplar cada recóndito lugar, los dos corazones latían a la vez y -aunque el niño nunca habló- ambos disfrutaban de su compañía. 

Las últimas veces que le vio, "el niño del jersey a rallas" estaba un poco más serio de lo habitual, parecía algo distraído e incluso podría decirse que enfadado. Gemma se esmeró todo lo posible en devolverle la sonrisa, pero sentía un extraño pellizco en su interior que la hacía intuir que nada más podía hacer. Así fue como lo sintió alejarse y llegado el momento de la despedida la niñita le pidió que se sentase a su lado en aquel pequeño banco de madera donde sólo ella solía descansar. Instantes después y justo en el momento de máximo esplendor, le regaló su más preciado tesoro. El niño estaba realmente prendado de tanta belleza, cogiéndolo entre sus manos esbozó una bonita sonrisa (la que tantas veces ella pudo desear) y sin echar la vista atrás despareció.
Nunca más la volvió a visitar.

Pasado algún tiempo la pequeña Gemma se sentó en su banco a descansar, cerró los ojos y comenzó a recordar a aquel niñito del jersey a rallas, invadida por la nostalgia de su ausencia sintió como una lágrima se deslizaba fría y decidida sobre su hermosa carita. Fue entonces cuando de nuevo la magia hizo presencia en su eterno sueño y de aquella lágrima otra bella rosa brotó. En aquel momento por fin pudo comprender que su tiempo de tristeza debía de ser transformado en alegría y dejar de perseguir y lamentar un motivo que jamás existió. Sencillamente aquel entrañable niño tuvo la suerte de encontrarla entre sus sueños y fue honrado con la dicha de un maravilloso tesoro que tal vez le ayudase a encontrar su gran sueño en otro lugar.
Sólo cuando lo hubiera encontrado sería por fin consciente de que la verdadera esencia de aquella flor residía en la grandeza de un pequeño corazón de niña y cuyo brillo sólo habría desaparecido cuando él hubiera echado su hermoso y fugaz recuerdo al olvido.

En el transcurrir del tiempo Gemma ha entendido que no existe la alegría sin tristeza, ya que sólo así puede llegar a sentir la verdadera grandeza de su alma y que sólo logra alcanzar  la felicidad máxima cuando -en el más noble gesto de amor- puede embellecer el mundo de cada personita que busca su gran sueño, regalando su más preciado tesoro convertido en mágica y eterna flor.

25 julio 2014

*A pasitos*

Pasitos y huellas cerrando condenas,
Tímidos versos acompañan mi sombra,
Latidos serenos que mi pecho aceleran,
Los caminos e historias de mis miedos se alfombran.


Miradas que esconden bendiciones y anhelos,
Robando un segundo al silencioso momento,
Se define en suspiro el murmullo del viento,
Empapados en lágrimas, se diluyen recuerdos.
La promesa infinita en el cielo se abre,
La alegría que inunda se acentúa y se esparce
Imparable el destino es el juez y la parte,
De las ruinas de un mundo que en mis ojos renace. 

26 junio 2014

.... de Paseo

Si ME MANDAN...
                           si me pierdo...
                                              si te vienes...
                                                                 si me quedo...
                                                                                      si me voy...
                                                                                                  si me encuentras...
                                                                                                                               si me invitas...
                                                                                                                                                    Si REGRESO...



*Siempre he necesitado los Pies para Caminar, al igual que el Alma para Pasear y el Corazón para Amar, cuando tomo el camino me gusta cerciorarme de que todo está en su lugar*

11 junio 2014

*Por un instante*


Creía que había olvidado el motivo de tanta emoción,
que se había evaporado entre molestos silencios y restos de dolor,
y surgieron de tus hermosos ojos destellos de viva ilusión,
despojados de sus miedos, sin reproches, sin pudor,
Consiguieron tocar mi alma y devolverme la razón,
y por un instante, hace sólo un instante, me recordaron tu amor.

08 junio 2014

*El Reto*

"Papeles, lecciones, preguntas y pruebas, de eso se trataba principalmente, sacar un carnet."

*La Finalidad: 
Un pedazo de papel legal,
un permiso, una formalidad,
una cosa más.

*El Camino:
Aprender, disfrutar,
tropezarse, caminar, 
superarse, aprobar.

*La Realidad:
Ilusiones, energía y emociones,
imprevistos y giros del destino,
roturas, tristezas, frustraciones,
y un proyecto a medio terminar.

*El Reto:
Recuperar la fuerza, enmendarse, pelear,
superar los miedos y volver a comenzar.
Enfrentar nuevas barreras, caerse y levantarse una vez más.
Enterrar viejas heridas a medio cicatrizar.



*La Esencia:
Vivir esta pasión mía que es la vida, disfrutar y divertirme descubriendo cosas nuevas.
Sentir la responsabilidad de lo que emprendo, el honor, el respeto a mi propio corazón.
Amar con intensidad cada detalle alimentando mi sonrisa.
Sentir el orgullo y la felicidad de quien comparte, por defender esa bonita necesidad.
Compaginar cada momento con la fe de quien está construyendo su vida.
Intentar entender que no es malo sentir miedo al ser merecedora de los brazos que me han levantado.
Embriagarme de esta inmensa gratitud por quien ha permanecido cada segundo a mi lado, incondicional y brillante una vez más, para regalarme la mayor recompensa, el amor del corazón.
Decir que estoy orgullosa y feliz es decir muy poco y todo a la vez.
¡¡¡LO CONSEGUIMOS!!!

24 abril 2014

*Nostalgia*


Dale paso a la nostalgia,
ayer nos dijo adiós,
soñándose valiente,
regresando a su rincón
convertida en primavera.

Armada de valor,
para volver a mi ventana,
ayudándome a encontrar la paz,
suavizando con su aroma
cada anhelo hecho ponzoña.

Regalándome el sol,
del mar su fresco aliento,
flores y ramas mis vestiduras.
Préstamos de fina cordura,
de risas llenan mi mente.

06 marzo 2014

"Los martes te echo de menos.."

Entre brumas, hambre y sueño el domingo va pasando,
la pereza que me invade se enamora de mis pasos,
de mi madre los cuidados, mi sobrina de la mano,
y a pasitos despistados ya en el lunes me ha plantado;

Madrugando a plena luz, a las diez desayunando,
la rutina del encuentro con "la Cris" y mi quebranto,
refunfuño mientras pienso en tu sonrisa de regalo;
no me quejo porque quiera, que mañana ya trabajo!;


Atinando en los pedidos, las marujas esperando,
calamares, pescadillas, langostinos... y mi encanto,
por la tarde ya descanso, hoy es martes, ya te llamo.
La semana va pasando y entre tanto me he olvidado.

La rutina va mezclando viernes, martes, jueves...¡santo!
que si miércoles o sábado, no me importa ya ni salgo.
Miro el móvil y en tu ausencia la semana ya ha pasado,
hazme un guiño en un mensaje, yo no puedo, estoy cansado.

* * * * * * * *

A forma de "guiño de humor" y con todo el cariño a mi amigo Berni.
(Con motivo de su reciente cumpleaños (33) he querido dedicarle esta entrada como homenaje a su persona.)
Para que esta rutina implacable no deje de hacerte sonreír, al fin y al cabo, ¿que es la vida sino esos pequeños detalles que hacen que todo valga la pena?
Ser especial no es sentirse raro, desagradable, borde, diferente, antipático... (y esas cosas tan raras que dices y nadie ve), ser especial es lo que se lleva un poco más adentro, es observarse en la mirada de un amigo que te espera, en el abrazo del otro que llega, en una llamada inesperada.. Hacer de la vida un "me apetece". Ser especial es tener un bonito corazón que siente, llora, ríe y se estremece, que necesita tanto cariño como el que puede dar y tener el miedo necesario para no sufrir. Ser especial es ser humano y excepcional. Por cada rato a tu lado y tu amistad...¡Gracias! 
¡¡¡ Muchas Felicidades !!!