*El Motivo*

Gemma era una niñita muy especial. Inocente, tierna, frágil y con un extraordinario sentido del humor. Hacía mucho tiempo que habitaba en el país de los sueños, apenas recordaba cuándo fue la última vez que tuvo uno, ya que un hermoso día de invierno, el universo la regaló el gran milagro de conseguir el suyo para siempre, y es así como su vida se convirtió en su gran sueño.

Allí era muy feliz, su gran espíritu de niña la permitía vivir todas aquellas aventuras que podía imaginar. El poder de la naturaleza abrigaba su corazón, millones de estrellas alumbraban sus mejillas, batallones de seres mágicos alimentaban sus sonrisas y con magia infinita reinventaba danzas y carcajadas que regalaba al viento.

-"Gemma en el país de los sueños" de Isabel Soriano Botello-
Todos los días, justo un rato antes de ponerse el sol, le gustaba sentarse en un pequeño banquito de madera situado en el centro de "la pradera dorada" (así la llamaba), y es que Gemma tenía un hermoso tesoro. Nunca supo de dónde o porqué apareció, pero tampoco la importaba, ella tenía el tesoro más hermoso que existía. Era una pequeña florecilla aterciopelada de color rojo fuego y era justo en aquel instante en el que brillaba con tanto esplendor que hacía que todo se paralizase a su alrededor para contemplarla. Una aureola de belleza y ternura inundaba por un instante su pequeño país de los sueños.

Un buen día, envuelta entre alegría y sorpresa, recibió la inesperada visita de un maravilloso ser, era un niñito rubio, con gesto serio y despistado que caminaba un tanto divertido y vestía con un jersey a rallas. Apenas se hubo acercado un poquito Gemma pudo sentir -aún con los ojos cerrados- lo grande y fuerte que latía su corazón, sus ojos estaban llenos de vida, de magia, de ilusión.
El niño volvió a visitarla durante un tiempo, según aparecía, Gemma le cogía de la mano y como si nunca hubieran estado le llevaba casi volando a contemplar cada recóndito lugar, los dos corazones latían a la vez y -aunque el niño nunca habló- ambos disfrutaban de su compañía. 

Las últimas veces que le vio, "el niño del jersey a rallas" estaba un poco más serio de lo habitual, parecía algo distraído e incluso podría decirse que enfadado. Gemma se esmeró todo lo posible en devolverle la sonrisa, pero sentía un extraño pellizco en su interior que la hacía intuir que nada más podía hacer. Así fue como lo sintió alejarse y llegado el momento de la despedida la niñita le pidió que se sentase a su lado en aquel pequeño banco de madera donde sólo ella solía descansar. Instantes después y justo en el momento de máximo esplendor, le regaló su más preciado tesoro. El niño estaba realmente prendado de tanta belleza, cogiéndolo entre sus manos esbozó una bonita sonrisa (la que tantas veces ella pudo desear) y sin echar la vista atrás despareció.
Nunca más la volvió a visitar.

Pasado algún tiempo la pequeña Gemma se sentó en su banco a descansar, cerró los ojos y comenzó a recordar a aquel niñito del jersey a rallas, invadida por la nostalgia de su ausencia sintió como una lágrima se deslizaba fría y decidida sobre su hermosa carita. Fue entonces cuando de nuevo la magia hizo presencia en su eterno sueño y de aquella lágrima otra bella rosa brotó. En aquel momento por fin pudo comprender que su tiempo de tristeza debía de ser transformado en alegría y dejar de perseguir y lamentar un motivo que jamás existió. Sencillamente aquel entrañable niño tuvo la suerte de encontrarla entre sus sueños y fue honrado con la dicha de un maravilloso tesoro que tal vez le ayudase a encontrar su gran sueño en otro lugar.
Sólo cuando lo hubiera encontrado sería por fin consciente de que la verdadera esencia de aquella flor residía en la grandeza de un pequeño corazón de niña y cuyo brillo sólo habría desaparecido cuando él hubiera echado su hermoso y fugaz recuerdo al olvido.

En el transcurrir del tiempo Gemma ha entendido que no existe la alegría sin tristeza, ya que sólo así puede llegar a sentir la verdadera grandeza de su alma y que sólo logra alcanzar  la felicidad máxima cuando -en el más noble gesto de amor- puede embellecer el mundo de cada personita que busca su gran sueño, regalando su más preciado tesoro convertido en mágica y eterna flor.

Comentarios

  1. Me sentí Gemma con tu maravilloso cuento. Y describiste a mi ángel de la guarda en ese niñito rubio....
    Un abrazo inmenso querida niña.
    Ese era el nombre con que me iban a bautizar: Gemma, solo que la chica de las inscripciones de nombres no sabía si se escribía con m o con doble m, entonces se optó por ponerme el otro nombre que tenía más ensayado, Me lo iban a poner con z como las tiendas, luego con h al final y luego quedó como es, : ) jejeje
    Besitos también.... después de cuento sobre tu nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como has visto este cuento es sólo para niños, tu ya te has sentido Gemma en mi cuento, ahora entiendes el por qué. Es maravilloso como podemos expresar las emociones más vivas de nuestros corazones y sentirnos identificados en el mismo cuento. Todos estamos conectados de un modo u otro y ahí está la verdadera magia.
      Muy curioso lo de tu nombre, y divertido también, Muchas gracias por compartir esta parte de tu vida mi bella Sara.
      ¡¡¡¡Un fuerte abrazo y besitos!!!!

      Eliminar
  2. Entretenido cuento Raquel...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ernesto, celebro que te haya gustado.
      Un gran abrazo para ti también.

      Eliminar
    2. Muy buenos días mi brillante y fotogénica amiga de Bilbao a la que le gusta el vino jajajajajajajajaja... Permíteme el comentario tal cual, al fin y al cabo lo he sacado de tu blog.

      Y hablando del blog... Veo que has incorporado una opción... delicada!

      Un gran abrazo querida amiga. Cualquier día quedamos en el Arenal.

      Eliminar
    3. Muy buenas mi adorable Ernesto y muchas gracias por tu apreciación acerca de las fotos, eres muy amable, pero en la era de las nuevas tecnologías si no sale bien la repetimos otra y otra y otra vez jajajajaja.
      El vino siiii y siiiii pero en su justa medida, aunque lo que más me gusta es ese cierre metálico con mensaje que me da tanto juego.
      No sé muy bien a qué te refieres con lo de opción "delicada", pero lo hablaremos, que siempre es bueno aprender...
      Nos veremos y pronto, de eso estoy segura.
      ¡¡¡Otro abrazo grande mi buen amigo!!!

      Eliminar
  3. RAQUEL, GRACIAS POR PASAR POR ALLÁ POR MI TERRUÑO.
    HE LEIDO CON DETENIMIENTO ESTE RELATO. ES UNA MARAVILLA
    CUANTA TERNURA, CUANTAS PALABRAS BIEN DICHAS... CUANTA EMOCIÓN EXPRESADA ... EN FIN SI TE SIGO DICIENDO HALAGOS TAL VEZ Y NO ME CREES.
    ME HA ENCANTADO
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TE PONGO EN LI LISTA DE BLOGS A VISITAR
      OTRO SALUDO
      CARLOS

      Eliminar
    2. Hola Carlos, siempre es un placer pasar por tu casa y leer tus relatos, disfruto mucho haciéndolo.
      Eres muy amable con tus palabras y tus halagos y me hace realmente feliz que puedas apreciar todos los detalles y emociones que van conformando este pequeño cuento. En verdad he puesto mi corazón en él y quien lo puede percibir con tanto cariño está dotado de una sensibilidad muy especial.
      Muchas gracias por hacerme un huequito en tu casa, es un verdadero honor.
      Un abrazo grande Carlos.

      Eliminar
  4. Esta noche he estado paseando por el mundo de Gemma, realmente es un sitio impresionante lleno de luz y de paz. Me ha dado recuerdos para ti, que espera todas las noches para ver si vas a visitarla. Ahora me queda encontrar un buen sitio para plantar la flor que me regaló al despedirnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que los ojos de Gemma tenían que brillar como estrellas al tenerte tan cerca para jugar, reír y disfrutar. Suelo perderme constantemente en el país de los sueños, la daré el abrazo más grande para que no sienta mis ausencias.
      Encontrarás ese lugar para plantar la flor y que pueda seguir brillando con toda su plenitud ya que seguro que el corazón que la alimenta está ahora realmente feliz con el regalo que tú la has dejado.
      ¡¡¡Gracias por tu corazón y tu luz!!!

      Eliminar
  5. Da igual como fue, llegue leí y mi niña salió rápido a recoger el fruto de tu cuento y su moraleja. ¡te felicito¡

    Besos muchos,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es maravilloso sentir acercarse y disfrutar a tu niña. No hay cuento que no tenga moraleja ni corazón tan noble como el de un niño.
      Muchas gracias porque fue y te acercaste hasta aquí y por tus bonitas palabras, Estamos en contacto, un abrazo muy grande Tramos.

      Eliminar
  6. Poseer un mundo de fantasía en el que la existencia de la amistad, el amor y los sueños se entremezclen, es una virtud que queda reservada exclusivamente a los espíritus puros que saben esperar, luchar, defender y siempre amar a quién posee un corazón que late en sincronía con otro tan sensible como él.

    Un cariñoso abrazo, querida amiga Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso comentario Antonio, está lleno de cariño y me hace estremecer la sensibilidad con la que describes este mundo de fantasía nuestro que pocos pueden comprender y aceptar con la pureza del amor en sí mismo.
      Un abrazo inmenso querido amigo y muchas gracias por abrigarme con tus palabras.

      Eliminar
  7. Cenicienta hasta las doce28/8/14

    Precioso relato cielo, se me han puesto "los pelos de punta".
    Un sueño maravilloso, lleno de ternura, amistad, paz y felicidad.
    Por un momento parecía tan real....que sin duda, he sido Gemma y he vivido todos esos sentimientos.
    Gracias por compartir tus secretos de una manera tan dulce y tierna.

    Me encanta tu blog y te mando un beso y un abrazo enorme.


    Tu prima Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes qué es lo mejor de todo? que mientras muchos creen que que la vida esconde maravillosos sueños, resulta que toda nuestra vida pertenece a un sólo sueño maravilloso, en el que cabe todo, hasta cenicienta convertida en Gemma para vivir mil aventuras, eso sí, sólo hasta las doce, porque a partir de ahí recupero a mi preciosa prima Belén para darla un gran abrazo de.... quién sabe!? tal vez doce horas más.
      Muchísimas gracias por tu visita y tu cariño. Besitos princesa, te quiero.

      Eliminar
  8. Anónimo30/8/14

    beautiful blog much kisses albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much for your visit and your words Albert, more kisses for you.

      Eliminar
  9. Anónimo31/8/14

    hello raquel aprecciate tour blog and much talent y capacitation kisses albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja... you are very very friendly and funny. "zankiu Albert" =)

      Eliminar
  10. Todas las personas tenemos ese mundo donde reencontrar nuestros sueños, y flores eternas que siempre vuelven a nacer y crecer en nuestro interior. Tal vez lleguemos a creer que esa flor murió, o que al regalarla se perdió, o que nos la robaron... pero dejándonos llover, dejándonos querer, dejándonos simplemente ser, vemos que sí, que sigue ahí, latiendo y renovándose, vivita y floreando :)

    Me gustó mucho leer tu cuento precioso, Raquel. Sabes contar las cosas porque sabes vivirlas...

    Un abrazo grande grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú mejor que nadie sabes de mundos mágicos, así como salen de tu ocurrente cabeza, las decora tu bello corazón y les das forma con la textura y vida exacta de tus manos. Eres artista de versos y artesano de sonrisas, lo mezclas y envuelves, a veces envueltos en cruda realidad y otras con divertidos trazos de color, pero siempre, siempre, brotan de esa florecilla que pulula floreando en tu interior.

      Muchas gracias por tu cariño y amistad. Me gusta vivir porque sólo viviendo encuentro la vida (llena de flores hermosas como tú)

      ¡¡¡Otro abrazote inmenso para ti!!!

      Eliminar

  11. Precioso cuento.
    La foto de Isabel, tal como ella sabe hacer, y sabe hacer muy bien.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegra que te guste mi cuento. Como ves la maravillosa foto de Isabel (a la que no tengo el gusto de conocer) ha sido fuente de inspiración de este relato.
      La magia, la vida y la inspiración forman parte de este rinconcito que consigue llegar a ti.
      Otro abrazote bien grande Ñoco.

      Eliminar
  12. Me gusta Genma.........es igualita a ti ;)
    Un beso kilométrico, preciosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te guste porque tiene un mundo mágico lleno de grandes aventuras y seres maravillosos.
      Un super abrazo y una flor.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

*Volar, lo que se dice volar...*

¿Sus Ojos?

*In-Diferencia*