¿el por qué de tus porqués?

A veces pienso que nos olvidamos de sentir, que nos olvidamos de creer, nos olvidamos de vivir. Últimamente escucho una y otra vez la misma pregunta ¿por qué?.
Es algo innato en la persona hacerse esa pregunta, a todos nos gusta saber, comprender, y más a una servidora, pero lo que me llama poderosamente la atención es que, curiosamente, la pregunta surge para cuestionarnos acciones que podríamos considerar buenas, de los demás hacia nosotros.

No sé muy bien cómo afrontar a veces tener que resolver una pregunta tan sencilla, supongo que el principal motivo es que me conozco lo suficiente para saber que el por qué de mis acciones nace directamente del corazón y siempre he pensado que hay cosas, acciones, emociones y sentimientos que no debería de tener que justificar.

Tengo un sentimiento extraño de tristeza cuando escucho: ¿por qué me quieres? ¿por qué me ayudas? ¿por qué no dejas que me de por vencido? ¿por qué confías en mí? ¿por qué crees en mí? ¿por qué no te enfadas?..... y así una y otra vez.

Podría extenderme intentando explicar los motivos por los que me permito manifestar todo lo que habita en mí y proyectarlo de la forma más humana que sé en las personas que me rodean, pero se me ocurre que, aunque sea un ejercicio duro para algunos, intentéis dejaros sentir por algún momento, sí sentir, de ese modo del que se os ha olvidado, sin preguntas, queriéndoos lo suficiente como para permitir que sea otro el que os quiera y cómo no, disfrutando de esa sensación. 

Mi pregunta es ¿por qué nos cuesta tanto asimilar algo bueno o enriquecedor y tan poco todo lo que nos abruma o empobrece el alma, por qué no nos dejamos querer un poco más?

El único fin que persigo en mi día a día es intentar ser mejor persona y construir grandes y buenos momentos para mi y los que me rodean; y ante todo sentirme viva. Recibo tanto a cambio de lo que soy en vosotros, que no necesitaría pedir más, pero me voy a permitir el lujo de hacerlo hoy, quiero que contestéis vosotros mismos a otra de las preguntas que os gusta hacer y se repite en vuestro interior creando una estúpida barrera sin sentido... ¿qué quieres de mí?... pensad que tal vez la respuesta no vaya mucho más allá del brillo de mis ojos, de alguna lágrima o de la calidez de mi sonrisa, que con tanto gusto os dedico, pero ante todo pensad, abrid la mente y el corazón porque quitar de vez en cuando alguna telaraña no viene mal, nada mal. 
GRACIAS A TODOS POR ESTAR AHÍ, POR ESTAR AQUÍ

Comentarios

  1. Anónimo15/7/11

    GRACIAS A TI POR ESTAR AHI,POR AYUDARNOS COMO NOS AYUDAS,POR HACERNOS SONREIR,POR ESCUCHARNOS,POR TU COMPRENSION,POR TUS ANIMOS,POR TU CARIÑO,POR TU SONRISA Y POR TANTAS COSAS.

    HOY EN DIA ES DIFICIL ENCONTRAR PERSONAS COMO TU RAQUEL,PERO CONOCIENDOTE A TI ES MOTIVO SUFICIENTE PARA CREER QUE EN ESTE MUNDO HAY BUENA GENTE Y MERECE LA PENA LUCHAR Y VIVIR POR ELLO.

    POR ESO CREO QUE NO TIENES QUE DAR TU LAS GRACIAS POR LO QUE HACES ESAS GRACIAS TE LAS TENEMOS QUE DAR NOSOTROS.

    SABES QUE PARA MI ERES Y SERAS SIEMPRE UNA PERSONA MUY ESPECIAL EN MI VIDA.

    GRACIAS POR SER COMO ERES.UN BESO DE KEKO

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

*Volar, lo que se dice volar...*

¿Sus Ojos?

*In-Diferencia*