¡ABRÁZAME!

Hoy no me subo en las alas del viento,
no buscaré la armonía en la inmensidad del cielo.
Esta vez no quiero detener el tiempo,
sólo ABRÁZAME.
Los segundos convertidos en sonoros y vibrantes latidos del corazón, marcarán de forma precisa el camino del encuentro.
Sólo un instante más y mi sueño convertido en pasión me acerca a tu ser. Un cruce de miradas y la más absoluta paz alrededor, ni una palabra, ni el más mínimo sonido.
El brillo de tus ojos delata toda la ternura mientras que dos lágrimas atraviesan mi rostro dibujando el más hermoso sentimiento de amor desbordado en estallidos de brillo y sal.
Comienza entonces la mágica danza de los sentidos... y cada poro de mi piel estremece al contacto con la tuya, energía y calor que se hacen fuego y pasión al mismo tiempo, encadenado de sentimientos declarados en cada gesto como nota reveladora del más celoso de los secretos.
Y como si se tratara de una precisa arma de amor, guías tus manos por mi espalda, atrapando con verdadero mimo y dedicación cada detalle y convirtiéndolo en la esencia poderosa que me invita a acariciar tu rostro.
Perdido ya tu cuerpo entre mis dedos reclama con ardor el roce leve y sereno de mis labios, que sellando ese preciso instante y convirtiendo nuestras almas en un solo ser arrebata al poderoso universo ese tan anhelado MOMENTO. Y ahí quedará por siempre, en la inmensidad del tiempo, inalcanzable e inmortal.
Y aunque se atrevieron nuestros cuerpos a girar sinuosos en el corazón de ese huracán, habrán forjado tan fuertes y nobles sus raíces que hasta la tierra podría estremecer convertida en testigo mudo del más bello y prodigioso milagro de amor que habita en nuestros brazos.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

*Volar, lo que se dice volar...*

¿Sus Ojos?

*In-Diferencia*