Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

*Volar, lo que se dice volar...*

Me olvidaré de volar,
     volar, lo que se dice volar, no vuelo...
Me olvidaré de soñar,
     soñar, lo que se dice soñar, no suelo...
Me olvidaré de cantar,
     cantar, lo que se dice cantar, no puedo...
Me olvidaré de llorar,
     llorar, lo que se dice llorar, no es bueno...
Me olvidaré de vagar,
     vagar, lo que se dice vagar, no viene a cuento...
Me olvidaré de pensar,
     pensar, lo que se dice pensar, no es tan cuerdo...
Me olvidaré de sufrir,
     sufrir, lo que se dice sufrir, no es mi lamento...
Me olvidaré de esperar,
     esperar, lo que se dice esperar, no llena hueco...


Y mientras cierro los ojos
entenderás mi pesar,
pues desde que cambié mis alas
por tu hermosa libertad,
y encontré la salida
cuando me negué a entrar,
sentí la herida abierta
y entre sonrisas supurar,
pues tenías que mirar hacia arriba
si me venías a buscar,
y mis pies ya no tocaban el suelo
sólo querían bailar.
Despojada de todo, respirando sin miedo,
voy entonando misterioso cantar,
cierro los ojos
 y me dispongo a volar...
                                                                      (lo que se dice volar...)

24 noviembre 2016

*Volar, lo que se dice volar...*

Me olvidaré de volar,
     volar, lo que se dice volar, no vuelo...
Me olvidaré de soñar,
     soñar, lo que se dice soñar, no suelo...
Me olvidaré de cantar,
     cantar, lo que se dice cantar, no puedo...
Me olvidaré de llorar,
     llorar, lo que se dice llorar, no es bueno...
Me olvidaré de vagar,
     vagar, lo que se dice vagar, no viene a cuento...
Me olvidaré de pensar,
     pensar, lo que se dice pensar, no es tan cuerdo...
Me olvidaré de sufrir,
     sufrir, lo que se dice sufrir, no es mi lamento...
Me olvidaré de esperar,
     esperar, lo que se dice esperar, no llena hueco...


Y mientras cierro los ojos
entenderás mi pesar,
pues desde que cambié mis alas
por tu hermosa libertad,
y encontré la salida
cuando me negué a entrar,
sentí la herida abierta
y entre sonrisas supurar,
pues tenías que mirar hacia arriba
si me venías a buscar,
y mis pies ya no tocaban el suelo
sólo querían bailar.
Despojada de todo, respirando sin miedo,
voy entonando misterioso cantar,
cierro los ojos
 y me dispongo a volar...
                                                                      (lo que se dice volar...)