Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Piedras para el camino...


Vengo recuperando a cada paso las piedras del camino.
No he aprendido a tropezar, pero tropiezo,
ni tan siquiera aprendí a caminar.... pero camino. 
Perdóname amigo si hoy no alcé la mirada al coincidir contigo,
disculpa el agravio del despistado desorden de mi destino,
que se enreda en las huellas gastadas de ese sendero que ya he recorrido.

Regreso sobre mí para estar contigo,
me pesan tanto los bolsillos......
voy cogiendo cada piedra, cada rastro, cada indicio,
y a cada paso otra piedra, a cada paso otro guiño,
cada segundo una vida y cada vida un castigo.
Regálame la certeza de que el ayer quedará escondido.

Y cada piedra más peso, y en cada piedra un latido,
que va forjando mi vida, que va marcando el camino,
ayúdame con tus pasos para que tenga sentido,
levántame con tu abrazo pero tropieza conmigo,

Y si el camino se pierde, si se vislumbra el vacío,
sabrás que llevas el peso de la única piedra que olvido,
sabrás que cargas a cuestas la llave de un alma baldío,
el más ardiente deseo,
el más intenso y más frío,
el más humilde secreto,
que es este corazón mío.

Maná & Juan Luis Guerra "Bendita Tu Luz"

Molino de Viento


Allí permanezco, así fue y será hasta el final, en lo más alto de aquella colina, lo suficientemente lejos para poder ser olvidado, lo suficientemente alto para apurar hasta el último rayo del sol.
Sereno y resignado contemplo un nuevo amanecer y tal vez hoy el viento me venga a visitar. 
Mientras tanto espero... el tiempo se cobija en mi regazo y me recuerda cuántas batallas se libraron, a veces a mi lado, a veces contra mí. En tiempos en los que todos los elementos se unían para bailar conmigo alabaron mi belleza, jugaron y rieron y besaron mi piel. En otra época, confundido con un gigante armado y malhumorado sufrí con orgullo las fantasías de algún loco entrañable que pudo demostrarme que no siempre se puede vencer en estúpidas e incomprensibles luchas, pero lo que sí permanece entero e indestructible es el amor y respeto incondicionales de un fiel corazón vestido de escudero que no le abandonaría jamás. Así fue como conseguí cerrar mis heridas y como desterré de mi universo la cordura y la razón.
De nuevo regreso a la tierra, y de repente me acaricia el viento, comienzan mis aspas a girar como dos largos brazos alzándose para tocar el cielo, por momentos tengo todo lo más hermoso en mí. Este viejo corazón no ha dejado de latir.... la inmensidad del cielo, el calor de esta tierra que me sustenta, la dulzura del viento, la alegría del sol.... y mis manos vuelven una y otra vez a alzarse para volver a caer y no dejan de girar. Desde lejos grandes ojos que no ven más que un viejo y agotado molino, para tí que has escuchado mi secreto un día realmente bonito y agotador, tal vez mañana, si me encuentras y llegas hasta mí, estos largos brazos que esperan siempre atentos tu llegada se alcen de nuevo al cielo para buscar contigo alguna estrella o regalarle al viento esa hermosa estela que dibuja tu sonrisa.
Mientras tanto esperaré... inmóvil, sereno, dormido, para aquellos ojos que nunca ven, para aquellas almas que no soñé.

30 junio 2011

Antonio Carmona - El Camino De Los Sueños ft. Nelly Furtado

16 junio 2011

Piedras para el camino...


Vengo recuperando a cada paso las piedras del camino.
No he aprendido a tropezar, pero tropiezo,
ni tan siquiera aprendí a caminar.... pero camino. 
Perdóname amigo si hoy no alcé la mirada al coincidir contigo,
disculpa el agravio del despistado desorden de mi destino,
que se enreda en las huellas gastadas de ese sendero que ya he recorrido.

Regreso sobre mí para estar contigo,
me pesan tanto los bolsillos......
voy cogiendo cada piedra, cada rastro, cada indicio,
y a cada paso otra piedra, a cada paso otro guiño,
cada segundo una vida y cada vida un castigo.
Regálame la certeza de que el ayer quedará escondido.

Y cada piedra más peso, y en cada piedra un latido,
que va forjando mi vida, que va marcando el camino,
ayúdame con tus pasos para que tenga sentido,
levántame con tu abrazo pero tropieza conmigo,

Y si el camino se pierde, si se vislumbra el vacío,
sabrás que llevas el peso de la única piedra que olvido,
sabrás que cargas a cuestas la llave de un alma baldío,
el más ardiente deseo,
el más intenso y más frío,
el más humilde secreto,
que es este corazón mío.

04 junio 2011

Maná & Juan Luis Guerra "Bendita Tu Luz"

Molino de Viento


Allí permanezco, así fue y será hasta el final, en lo más alto de aquella colina, lo suficientemente lejos para poder ser olvidado, lo suficientemente alto para apurar hasta el último rayo del sol.
Sereno y resignado contemplo un nuevo amanecer y tal vez hoy el viento me venga a visitar. 
Mientras tanto espero... el tiempo se cobija en mi regazo y me recuerda cuántas batallas se libraron, a veces a mi lado, a veces contra mí. En tiempos en los que todos los elementos se unían para bailar conmigo alabaron mi belleza, jugaron y rieron y besaron mi piel. En otra época, confundido con un gigante armado y malhumorado sufrí con orgullo las fantasías de algún loco entrañable que pudo demostrarme que no siempre se puede vencer en estúpidas e incomprensibles luchas, pero lo que sí permanece entero e indestructible es el amor y respeto incondicionales de un fiel corazón vestido de escudero que no le abandonaría jamás. Así fue como conseguí cerrar mis heridas y como desterré de mi universo la cordura y la razón.
De nuevo regreso a la tierra, y de repente me acaricia el viento, comienzan mis aspas a girar como dos largos brazos alzándose para tocar el cielo, por momentos tengo todo lo más hermoso en mí. Este viejo corazón no ha dejado de latir.... la inmensidad del cielo, el calor de esta tierra que me sustenta, la dulzura del viento, la alegría del sol.... y mis manos vuelven una y otra vez a alzarse para volver a caer y no dejan de girar. Desde lejos grandes ojos que no ven más que un viejo y agotado molino, para tí que has escuchado mi secreto un día realmente bonito y agotador, tal vez mañana, si me encuentras y llegas hasta mí, estos largos brazos que esperan siempre atentos tu llegada se alcen de nuevo al cielo para buscar contigo alguna estrella o regalarle al viento esa hermosa estela que dibuja tu sonrisa.
Mientras tanto esperaré... inmóvil, sereno, dormido, para aquellos ojos que nunca ven, para aquellas almas que no soñé.